Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
El Salvador
Inequidad un problema grave en El Salvador PDF Imprimir E-Mail
Monday, 28 de January de 2008
Por Xiomara González

SAN SALVADOR - El Salvador es el segundo país con mayor grado de inequidad después de Brasil en el continente latinoamericano, según el Informe sobre Desarrollo Humano de El Salvador 2006-2007 elaborado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La última estocada de inequidad que recibió El Salvador fue el reciente aumento salarial de los parlamentarios salvadoreños de $1,800 a $2,900, ocurrido el pasado 18 de enero, el cual representa para algunos analistas el ejemplo más evidente de la inequidad que sufre este país centroamericano.

El PNUD utiliza el coeficiente de medida de la desigualdad de la distribución del ingreso (Gini), que es un indicador para medir el grado de inequidad que tienen los países. Sus valores se ubican entre cero y uno. Si es igual a uno, significa que el país tiene el máximo de inequidad, y si es cero tiene igualdad la sociedad, En el informe, El Salvador tiene 0.52 Gini, explica el coordinador adjunto del Informe sobre Desarrollo Humano del PNUD, Carlos Acevedo.

Acevedo señaló que a nivel mundial, Europa es el continente que tiene el menor grado de inequidad, debido a que sus sociedades siempre velan para que toda la población tenga un buen bienestar social, mientras que, América Latina tiene el Gini más alto de desigualdad de la distribución de los bienes, porque sus políticas son inestables y donde las élites desean mantener su poder.

La inequidad detiene el desarrollo local cuando se establece una orden de casta, es decir, cuando un grupo de elegidos son los únicos que pueden estar en los espacios de toma de decisiones y se les niega la oportunidad a los demás. “Por ejemplo, en El Salvador no puede mejorar las condiciones de los trabajadores en la Comisión Nacional del Salario Mínimo, porque quienes pertenecen a la comisión son representantes del sector privado, del poder ejecutivo y del sector laboral, todos son puestos ahí por sus coincidencias políticas con el grupo privilegiado y no por los intereses de los trabajadores”, como lo afirma el consultor y licenciado en Ciencias Políticas. Miguel Blandino.

El último ajuste en el salario mínimo fue del diez por ciento para el sector comercio, servicio e industria, mientras que, el sector maquila sólo obtuvo un incremento del seis por ciento. Ambos aumentos se dividieron en dos partes, el primero fue entregado el 15 de noviembre de 2007, y el siguiente en la misma fecha de este año. Con el último incremento, el salario mínimo de los empleados de comercio y servicio se situó en $182.95; los de industria $178.79; maquila $161.97; y los de agropecuario $85.59. “El aumento al salario de los diputados es el ejemplo más escandaloso que muestra la inequidad en El Salvador, porque hay unos que se aumentan $1,800 en su salario por mes, lo que equivale al salario de todo un año de una mujer que trabaja en una maquila”, indicó Blandino.

Los más afectados con la desigualdad de los bienes son los sectores más pobres porque son los que obtienen los porcentajes más bajos de ingresos, pero también los más ricos porque la delincuencia los busca como presa para robarles, acotó Acevedo. Otro factor que trae como consecuencia a esa desigualdad de distribución de los ingresos combinado con la pobreza es el problema de la migración salvadoreña hacia el exterior, la cual, ha incrementado en los últimos años. Según los resultados de la Encuesta de Hogares y Propósitos Múltiples nueve de cada 100 salvadoreños no alcanza a cubrir la canasta básica alimentaria, ya que aumentó a 3.2% en el área urbana y 16% en el área rural.

Para enfrentar esa alza en la canasta, Acevedo sugiere que deben implementarse en el país políticas redistributivas a través de la reducción de los impuestos dando ingresos gratis, como la educación, la salud, y aumentar el salario de los trabajadores. Por ello, al analista le parece el plan de gobierno que desea impulsar Mauricio Funes si llegará a ganar la presidencia, donde plantea que sus objetivos principales es combatir la desigualdad, la exclusión y la pobreza, a través de aumentar el gasto social, revisar los subsidios, y aumentar el gasto para las familias pobres. “Me parece ese plan de gobierno, de hecho las sociedades civilizadas eso es lo que han hecho para reducir la inequidad, lo importante es generar recursos para poder financiar esos programas”, enfatizó. Desarrollo humano

El Índice de Desarrollo Humano (IDH) es un indicador que cubre tres dimensiones del bienestar humano: ingreso, educación y salud. Sus valores oscilan entre el cero y el uno. Si es igual a uno, significa que el país ha alcanzado el máximo posible en las tres dimensiones del IDH. El PNUD establece que una sociedad tiene un nivel de desarrollo humano alto si su IDH es mayor o igual a 0.8; es medio si oscila entre 0.5 y 0.799, y los países con un IDH menor o igual a 0.499 se consideran con un nivel de desarrollo humano bajo.

El Salvador, en el último informe de Desarrollo Humano del PNUD tiene un IDH nacional de 0.735, manteniendo su nivel medio de años anteriores. De los tres indicadores, salud y educación llegaron a 0.772, e ingreso, alcanzó un porcentaje más bajo con 0.661. Para que el desarrollo humano de los ingresos aumente y sea más equitativo debe de hacerse un ajuste de los salarios y que haya más empleos, enfatizó Acevedo.
Modificado el ( Monday, 21 de December de 2009 )
 
Siguiente >
IDHES 2013
Biblioteca Virtual